¿Hay edad para OPOSITAR?

  1. Inicio
  2. Opositando
  3. ¿Hay edad para OPOSITAR?

Buenos días. Hoy añadimos un artículo de nuestra compañera «oposito pero existo» en el que nos habla de la «edad para opositar»

En OPOSITAS hemos podido ayudar a que aprueben oposiciones personas de muy diferentes rangos de edad; desde jóvenes de 18 años

hasta jóvenes de 58, que han visto satisfechos sus deseos en el momento que se decidieron.


 

¡Hola a todos! Hoy quería hablaros de un tema que a muchos de vosotros os preocupa y que alguna vez todos nos hemos planteado. Y es el tema de la edad.

La edad en la oposición preocupa y lo hace en dos sentidos. O son las dos vías en las que más se manifiesta. Digamos que la primera de ellas es la edad en la que empezar a opositar y la segunda es tener una determinada edad y seguir opositando. Y me gustaría tratar ambas cuestiones con vosotros.

– A qué edad empezar: en esto de la oposición se tiene la creencia de que la edad estupenda para empezar a opositar es justamente después de acabar la universidad. Nuestra mente está acostumbrada a estudiar, tenemos un hábito creado, somos jóvenes, no tenemos cargas familiares y alargamos unos años más nuestra etapa estudiantil.
Hasta ahí todo perfecto, pero ¿qué pasa con aquellas personas que después de unos años dedicados el mundo laboral deciden opositar para mejorar su situación o simplemente se dan cuenta de que aquello que llevan haciendo varios años no lo quieren hasta que tengan que jubilarse?, ¿se les veta el mundo oposición?, ¿se les “pasó el arroz” de estudiar?, ¿están menos capacitados pues han perdido el hábito de estudiar?
Creo sinceramente que no hay edad para luchar por lo que se quiere, creo firmemente en que no hay una edad para cumplir sueños y mucho menos para intentar tener una situación mejor.
No todos tienen, por llamarlo de alguna manera, la suerte de empezar a opositar justo después de acabar la universidad, no todos han podido continuar sus estudios en el momento que a nivel social se creía que era el idóneo, no todos tenemos las mismas circunstancias. Y eso no significa que esas personas “hayan perdido su oportunidad”, ni como se dice vulgarmente “todo lo que no estudió en su momento lo está estudiando ahora”.

Os diré que conozco casos de personas que no empezaron en ese “momento idóneo” y a día de hoy tienen su plaza. En la promoción de Notarios de mi anterior preparador, una de las aprobadas y que forma parte de esa promoción es una mujer que en su momento tenía 45 años, estaba casada y tenía dos hijos, y aprobó la oposición.
Otro caso que conozco, también notario, empezó a preparar con 29 años y tras varios años de estudio, hoy tiene su plaza.
– Tengo X años y sigo opositando: otra de las cuestiones que preocupa y que principalmente, como diría algún personaje de serie, “nos minan la moral”, es el ir
cumpliendo años y seguir opositando.A nivel social hay muchísimo desconocimiento de las oposiciones en general, como alguna vez ya hemos comentado, sólo el que está dentro de una oposición sabe realmente lo que significa. Nuestro entorno nos ve estudiar pero no sienten ni padecen como lo hacemos los que estamos metidos de lleno en esto.

Y es típica la frase de alguien que nos conoce el decir “con la edad que tienes y sigues estudiando, deberías buscarte un trabajito”, o “con la edad que tienes ya deberías estar independizada”, o “con la edad que tienes ya deberías tener hijos que se te va a pasar el arroz”. Pues no señores, no estoy independizada o no tengo hijos porque estoy luchando por mi futuro, por tener el trabajo y la vida de mis sueños y tardaré lo que tenga que tardar con independencia de mi edad, se me pase o no el arroz. Y no busco un trabajito porque ya tengo uno, estudiar para conseguir mi plaza.Soy la primera que en momentos de bajón, alguna vez lo ha pensado, todo mi entorno evoluciona y tiene su vida, mientras yo sigo en casa de mis padres, sin dinero, coche, ni casa. Y más de una vez me lo he replanteado todo, pero luego vuelve la lucidez a mí y pienso si me metí en esto es porque creía que podía y lo voy a intentar hasta conseguirlo porque esto es lo que realmente quiero. No me veo trabajando de otra cosa que no sea como notaria. No quiero buscar un trabajito que nada tenga que ver con ser notaria. Y lo voy a pelear hasta conseguirlo,cueste lo que cueste.

Con esto lo que os quiero decir es que no escuchéis a la gente, sé que a veces cuesta y más si viene de gente cercana. Pero ellos no van a vivir vuestra vida. Vuestra vida es vuestra y solo vuestra. No hay edad para mejorar, no hay edad para cambiar, no hay edad para conseguir lo que se quiere, no hay edad para cumplir sueños. No hay edad para ser madre o para independizarse. Las circunstancias de cada uno son las que son y las cosas vienen como vienen y cada uno es libre de tomar las decisiones que crea convenientes, tenga 23, 29, 35 o 45 años.Así que no os vengáis abajo con comentarios de ese tipo, luchad con uñas y dientes por vuestra plaza y demostradles que estaban equivocados.

¡Mucha suerte y ánimo a todos!
¡Un saludo!

Entrada anterior
POMODORO
Entrada siguiente
Creencias limitantes
Lo siento, debes estar conectado para publicar un comentario.

Más artículos en nuestro Blog:

Menú
Abrir chat
1
💬 ¿Necesita ayuda?
Hola 👋
¿Puedo ayudarle?