¡Buenos días, Opositores! Comenzamos la semana con una nueva entrada de la Bloguera de Oposito pero existo. En esta entrada nos habla sobre las OBSESIONES que se van adquiriendo durante el estudio de una oposición. Una entrada interesantísima que os hará volver a sentiros identificados con sus palabras. 

Un saludo y feliz semana. 

 


¡Hola a todos! Hoy os traigo una entrada de las obsesiones que desarrollamos durante la oposición, que parece que no pero las tenemos. Son situaciones reales que me han pasado o mejor dicho me están pasando.

Cuando opositamos, y sobre todo, cuando se acerca el examen, en nuestra mente lo único que tenemos es estudiar y estudiar y ese afán de estudiar hace que desarrollemos ciertas obsesiones, en mi caso, fundamentalmente con los artículos.

La situación típica que me ocurre es que cualquier número que veo, ya sean matrículas de coches, número de taquillas, en definitiva cualquier número, hago todas las combinaciones posibles de artículos y los canto mentalmente. Y no lo hago de manera consciente, es cuando estoy cantando el artículo cuando me doy cuenta de ello.

En las últimas vacaciones con oponovio, estábamos paseando y pasamos por delante de una casa que tenía una ventana con una reja de hierro, cuando la vi automáticamente mi cerebro se puso en modo buscador de artículos y dio con uno. En ese momento le dije a oponovio: “si supieras en lo que estoy pensando, pensarías que estoy loca” y su respuesta fue “no me lo digas, lo sé. Estás pensando en la reja de hierro remetida en la pared con una red alambre de 30 centímetro en cuadro”. Nos miramos y empezamos a reír. Los dos habíamos acudido al art. 581 del Código Civil. He de confesar que en ese momento sentí algo de alivio, no soy la única loca de los artículos.

Y lo mismo me pasa con los trozos de tierra en medio de los ríos. Mi cerebro acude a las islas que por sucesiva acumulación de arrastres se van formando en los ríos. Y ahí estoy, dividiéndola longitudinalmente por mitad de manera imaginaria. Pero luego me acuerdo que si una sola isla así formada distase más de una margen que de otra, será por completo dueño de ella el de la margen más cercana. Y me imagino al señor de la margen más cercana.

Y lo que me está sucediendo mucho últimamente es que después de ducharme, cuando me estoy poniendo el pijama (soy de ducharme por las noches porque es mi momento de desconexión del día, el momento de cerrar el estudio hasta el día siguiente) canto artículos al azar. El resto de los mortales cantáis o tarareáis canciones que escucháis y se os quedan, pues yo canto artículos. No me dio cuenta hasta que digo qué estoy cantando. Entonces vuelvo a repetir lo que estoy cantando, “será nula cualquier estipulación contraria a las leyes o a las buenas costumbres o limitativa de la igualdad de derechos que corresponda a cada cónyuge”. En ese momento lo ubico dentro del código (art. 1328) y posteriormente en el tema correspondiente (capitulaciones matrimoniales), y así con todo lo que se me ocurra.

Quiero pensar que todo esto es consecuencia de que el examen se acerca porque sino realmente estoy para que me encierren en la López Ibor.

¿A vosotros también os pasa? Decidme que sí y no seré la única loca ;)

¿Cuáles son vuestras obsesiones en la oposición?

Espero que os haya gustado y os haya sacado alguna sonrisa.

¡Mucha suerte y ánimo a todos!

¡Un saludo!

Usted no está autorizado para agregar comentarios.

Testimonios de nuestros aprobados

Es para mí un gran orgullo y satisfacción haber aprobado la oposición del Cuerpo de Auxilio Judicial de la Administración de Justicia compaginando trabajo y estudio. Han sido cinco años de estudio, renuncias, sacrificios, constancia y esfuerzo constante.
Manuel García.- Oferta de Empleo Público de Justicia 2015