¡Buenas tardes, Opositores!

Hoy hacemos un alto en el camino para traeros esta entrada tan, tan, tan importante que trata de un aspecto fundamental a la hora de preparar oposiciones. No voy a resumir ni hacer introducciones porque esta entrada hay que leerla sin trailer.

Os dejo con la gran sabiduría de nuestra Amiga, Opositora e Instagramer @retodeunaopositora.

¡Feliz tarde de jueves!


Como muchos de los que me seguís en mi cuenta de Instagram sabéis, en el mes de julio 2018, días antes de comenzar a preparar las oposiciones, fui en búsqueda del método que mejor me pudiera encajar. Estuve leyendo y buscando información sobre el sistema de vueltas y el sistema de arrastre, considerando que el que podría funcionarme era el de arrastre porque permitiría retener los temas a largo plazo. Me sentía incapaz de recordar el primero después de darle la vuelta al temario. (hoy sé por muchos de vosotros que es posible de conseguir, pero yo ya comencé de esta manera que, en mi criterio, es más beneficiosa).

Aprendí a hacer el sistema de arrastre, pero con ansia de saber más sobre estos temas, le pregunté a mi apreciado Google todo sobre los repasos y comencé a encontrar cosas que no imaginaba que existieran.

Ello me llevó a Hermann Ebbinghaus, un psicólogo y filósofo alemán que realizó investigaciones acerca de la memoria y el olvido e hizo el primer estudio científico, (a él mismo), sobre un proceso psicológico superior con método experimental.

En sus ensayos usó la repetición como medida para la memoria, que es el que viene al caso.

Publicó en 1895 el libro “Sobre la memoria” donde explica “el olvido en función del tiempo”, siendo conocido para nosotros por “la curva del olvido” y para los que estamos en Academia Opositas: “evaluación continua”.

Por ejemplo, represento en una gráfica similar a la que, en su día, diseñó el autor, pero adaptada a nosotros, los opositores.  La línea roja es la curva del olvido, observen que nuestro recuerdo sobre algo aprendido va decayendo a medida que transcurre el tiempo Este gráfico es sólo un ejemplo de nuestra intensidad de recuerdos que va disminuyendo al paso de los días y no plasma los datos de forma precisa.

Día 1: Has terminado un tema y no lo vuelves a repasar, puede que a las pocas horas hayas olvidado un 50 % de lo aprendido.

Día 2: el recuerdo será aproximadamente el 25 o 30 %

Día 7: el recuerdo puede que no llegue al 10%

Día 30: puede que no recuerdes nada.

Como me gustan tanto las frases, recuerdo una muy graciosa, nunca supe quién la escribió, pero me ha parecido apropiada de mencionar aquí:

“yo también tengo memoria RAM: estudio, me lo sé, cierro el libro y … se me olvidó todo” (la memoria RAM es la memoria principal del ordenador)

Eddinghaus demostró que el 75 % de lo aprendido lo olvidamos en sólo 48 horas por lo que a esta gráfica le añadió la curva que he señalado en azul (la intensidad de los repasos) se aprecia que lo aprendido queda en la memoria por mayor espacio de tiempo, lo que llamamos a largo plazo. Pudiendo evitarse haciendo repetición espaciada, para volver a recordar lo estudiado al 100 %. A medida que volvamos al repaso, nuestra memoria lo recupera y evita que se desvanezca reteniendo más tiempo la información hasta que queda fijada de modo prolongado.

Tomé este estudio científico como referencia para hacerme mi propio planning, quería ir avanzando en el temario y a la par repasar para que no se me olvidara y hasta ahora lo sigo haciendo.

Después de mucho pensar, me di cuenta que era muy engorroso hacerlo a mano, por ello utilicé el Excel para que calculara la frecuencia de repasos que yo entendía que necesitaba orientándome por los estudios antes explicados.

En la primera columna puse en cada celda los números de los temas. En mi oposición del 1 al 68. En las siguientes columnas, le asigné la fórmula a cada una según mi preferencia (primer repaso 24 horas de haber terminado de estudiar el tema, segundo repaso a los 7 días, tercer repaso a los 15 días y el cuarto repaso al mes, con sucesivos repasos del mismo cada mes).

El Excel está diseñado para introducir la fecha en la primera casilla cuando quieras comenzar este método, clicando un solo enter te planifica automáticamente todos los repasos y ya solo deberás apuntártelos en la agenda y empezar sin perder más tiempo.

Dicho esto, he hablado con la Academia Opositas para que me permitiera subir a su web el Excel y que todos los que queráis puedan descargarlo gratis y así pueda ser utilizado por los que crean que pueda encajarle el sistema.

Ubicaremos 3 accesos en el Campus, uno para cada cuerpo: auxilio, tramitación y gestión adaptado a su respectivo temario.

Podéis utilizarlo a vuestra manera ya que al ser un Excel cambiando la fórmula puedes hacerlo más intenso o menos y también modificar las fechas.

Este es el método que yo utilizo, no es el único. Cada quien ha de encontrar el más adecuado a su ritmo y condiciones porque en definitiva lo más importante en una oposición es la constancia, la disciplina y la organización.

 

Por último, animaros porque somos capaces de hacerlo por cualquier sistema que utilicemos solo tenemos que quererlo con todas nuestras fuerzas.

 

 Y recordad, hay que ser positivos porque que como dijera Mario Benedetti:

 

“El olvido está lleno de memoria”

Usted no está autorizado para agregar comentarios.

Testimonios de nuestros aprobados

Es para mí un gran orgullo y satisfacción haber aprobado la oposición del Cuerpo de Auxilio Judicial de la Administración de Justicia compaginando trabajo y estudio. Han sido cinco años de estudio, renuncias, sacrificios, constancia y esfuerzo constante.
Manuel García.- Oferta de Empleo Público de Justicia 2015