Buenas tardes a todos. 

Os invitamos hoy a leer la última entrada de nuestra compañera María del blog Oposito pero Existo. En esta entrada nos habla sobre como hacer divertido el estudio. ¿Os animáis a leerlo?

¡Feliz lunes!

 

¡Hola a todos!

Hoy quería compartir con vosotros una manera divertida de estudiar el temario. Sí, sí, habéis leído bien, divertida. O al menos para mí lo es.

Veréis, en mi oposición el primer examen es un examen oral que dura una hora y en el que se cantan tres temas de civil y un fiscal (se extraen bolas de un saquito). Cada bola pertenece a una parte del programa, de manera que la primera bola que se extrae corresponde a parte general y derechos reales, la segunda bola a obligaciones y la tercera bola de civil corresponde a la parte de familia y sucesiones. Como veis, aunque en el examen el temario se divide en tres bloques, realmente son cinco (parte general, reales, obligaciones, familia y sucesiones).

Cuando empecé a opositar mi preparador de entonces me facilitó en primer lugar los temas de parte general, los estudié todos y me dio reales, seguimos con sucesiones y finalmente obligaciones y familia a la vez.

Al acabar la primera vuelta y tener todo el civil estudiado, le pregunté si tenía que seguir un orden (tema 1, 2, 3, 4 y así hasta llegar al final) pues había estudiado los temas por bloques y sin seguir el orden del programa y su respuesta fue, tú eres la que está estudiando, tú eres la que decide cómo quieres hacerlo.

De manera que decidí estudiar un tema de cada uno de los cinco bloques que había estudiado en primera vuelta, y dentro de esos bloques seguir un orden y así no dejarme ningún tema por estudiar. Os pongo un ejemplo, estudiar los temas 1, 28, 52, 84, 101, 2, 29, 53, 85, 102… y así sucesivamente hasta acabar la vuelta. De esta manera el estudio no se me hacía tan pesado como si me pegaba un atracón de parte general o de reales, etc. porque os aseguro, o al menos que a mí me pasa, que se hace muy pesado estar determinado tiempo estudiando siempre lo mismo. Con esto conseguía distraer la mente aunque estuviese estudiando todo el día, pues si estaba cansada de un tema por ser de los densos o aburridos (como servidumbres legales, usufructo, urbanismo, forales, etc) al acabarlo sabía que iba a pasar a otra cosa totalmente diferente y aunque sigamos estudiando el cerebro descansa y ayuda a despejarnos dentro del estudio por muy raro que suene.

Es un método que adopté desde segunda vuelta y que he estado haciendo y sigo haciendo el día de hoy. Opositar es muy duro y dentro de lo que la oposición es e implica, nosotros tenemos en nuestras manos las herramientas para hacerlo más ameno y llevarlo de la mejor manera posible pues somos los que mejor nos conocemos.

Y vosotros, ¿cómo estudiáis?, ¿seguís el orden del programa?, ¿habéis probado a estudiar por bloques de materias?

¡Mucho ánimo a todos!

¡Un saludo!

Usted no está autorizado para agregar comentarios.

Testimonios de nuestros aprobados

Es para mí un gran orgullo y satisfacción haber aprobado la oposición del Cuerpo de Auxilio Judicial de la Administración de Justicia compaginando trabajo y estudio. Han sido cinco años de estudio, renuncias, sacrificios, constancia y esfuerzo constante.
Manuel García.- Oferta de Empleo Público de Justicia 2015