¡Hola a todos!

En la entrada pasada hablábamos de la curva del olvido y hoy os quiero hablar de la memoria visual a la hora de cantar temas y más concretamente, los artículos.

Los que tenemos exámenes orales ante un Tribunal no solamente tenemos que cantar la teoría del tema sino también los artículos y el día del examen, cuando el tribunal tiene que decidir quién pasa y quién no en los casos de duda, pasará el que más literal haya sido a la hora de cantar.

Y los que tengáis tipo test en el examen, la mayoría de las preguntas, por no decir casi todas, son artículos y entre las opciones que nos dan suele cambiar una palabra que es la que nos hace dudar, duda que en la mayoría de los casos desaparece cuando no sólo se tiene un control importante de los temas sino también un control de la literalidad. Si nos sabemos los artículos completamente literales no dudaremos entre “principios” o “fundamentos” o entre “gravar” y “enajenar” por poner un ejemplo.

Creo que para los que opositamos, la memoria visual juega un papel muy importante ya que es más fácil ubicar las cosas en los temas. Y para mí es fundamental (y esto es un truco que me dio mi preparador cuando empecé) estudiar los artículos de los códigos y no de los temas cuando están transcritos en el mismo. Me explico, estudiar los artículos directamente de la ley, del código y no del tema nos permite ubicar ese artículo en un solo sitio y no en varios a la vez si por ejemplo es un artículo que se repite en más temas.

Nuestra memoria visual solo tiene que buscar los artículos en un único sitio, de manera que pasado el tiempo y con independencia del tema, seamos capaces de cantar artículos aunque ese tema no se haya repasado recientemente puesto que lo tenemos visualmente ubicado en un solo sitio. Esto también nos permite hacer repasos más rápidos de cara al examen, pues no es necesario estar sacando el tema en cuestión ni acarrearlos de un lado a otro, sino que simplemente con un código (o los que sean necesarios en cada examen) podemos repasar todo el examen, en cualquier sitio y a cualquier hora.

Os aseguro que funciona, o al menos a mí me funciona. Creo que es una muy buena manera de dominar la literalidad o al menos intentar conseguirla.

Y vosotros, ¿de dónde estudiáis los artículos?, ¿habíais probado a estudiarlos sólo de la ley fuera de los temas?

¡Mucho ánimo a todos!

¡Un saludo!

 

Usted no está autorizado para agregar comentarios.

Testimonios de nuestros aprobados

Es para mí un gran orgullo y satisfacción haber aprobado la oposición del Cuerpo de Auxilio Judicial de la Administración de Justicia compaginando trabajo y estudio. Han sido cinco años de estudio, renuncias, sacrificios, constancia y esfuerzo constante.
Manuel García.- Oferta de Empleo Público de Justicia 2015