Buenos días: 

Hoy damos la bienvenida al viernes con una nueva entrada de nuestra amiga y bloguera. En ella nos habla sobre el inicio de la preparación de oposiciones. Sus consejos, fruto de su experiencia como opositora, puede seros muy útiles en el inicio de vuestro estudio.

¡Gracias, Maria!

¡Hola a todos!

Septiembre es el mes del fin de las vacaciones, se acabaron las fotos poniendo los dientes largos y todo vuelve a la “normalidad”. Es el mes de los nuevos propósitos como apuntarnos al gimnasio después de los excesos del verano pero también es el mes de la “vuelta al cole”.

Muchos, por no decir casi todos, decidimos empezar a opositar después del verano, día arriba, día abajo, septiembre es el mes para ello y por eso hoy, para todos aquellos que empezáis esta aventura de la oposición, os traigo mis básicos para el estudio del día a día. Espero que os pueda ayudar y servir de guía.

  • Temas: evidentemente sin temas qué vamos a estudiar. Si tenéis preparador y dependiendo del tipo de oposición en la que no hay un temario oficial, os recomiendo que comparéis con otros temarios y lo complementéis, os hagáis vuestros propios temas partiendo siempre de una base.
  • Códigos legales: en mi oposición, los dos primeros exámenes son orales ante un Tribunal y se nos exige literalidad absoluta. Para ello estudio siempre directamente del código. Mi primer preparador me aconsejó que no estudiara los artículos del tema (de hecho en mis temas no están transcritos) sino directamente del código ya que resulta mucho más fácil recordar los artículos de un solo sitio (el código) que no de todos los temas en que puedan salir, ya que siempre hay artículos que se repiten a lo largo de la oposición y la memoria visual juega un papel importante.
  • Atril: nunca había estudiado con atril porque nunca había estado tantas horas estudiando y cuando empecé a opositar hice lo que siempre había hecho pero a los pocos meses mis cervicales empezaron a sufrir las horas de estudio. Hay que estudiar con la vista recta al frente.
  • Cronómetro: al ser exámenes orales, hay que cantar los temas en tiempo, cada oposición tiene su tiempo establecido, en la mía, el primer examen dura una hora y se cantan tres civiles de dieciocho minutos cada uno y un fiscal de seis minutos. Pasarse de ese tiempo o quedarse corto es motivo de suspenso aunque siempre se deja un margen de unos treinta, cuarenta segundos. Cuanto más controlemos los tiempos, mucho mejor porque nos cuadrará la hora.
  • Agenda: como ya os conté en una entrada anterior, para mí la organización es fundamental para ir cumpliendo objetivos y en mi día a día la agenda no puede faltar. Anoto los temas que tengo que hacer cada día, los que llevo a la preparadora, el que canto el día que voy, el tiempo en que lo hago, las correcciones de la preparadora, el tiempo que tardo en dar una vuelta. Lo apunto casi todo y con el paso de los meses puedo ver el ritmo que llevo, cómo avanzo e incluso cómo me organizaba para la convocatoria anterior.

¿Qué básicos tenéis vosotros para el día a día?

¡Mucho ánimo!

¡Un saludo!

Usted no está autorizado para agregar comentarios.

Testimonios de nuestros aprobados

Es para mí un gran orgullo y satisfacción haber aprobado la oposición del Cuerpo de Auxilio Judicial de la Administración de Justicia compaginando trabajo y estudio. Han sido cinco años de estudio, renuncias, sacrificios, constancia y esfuerzo constante.
Manuel García.- Oferta de Empleo Público de Justicia 2015